Menu



Ciudades Digitales: El desafío de la participación

Por Alejandro Alonso
El XIII Encuentro Iberoamericano de Ciudades Digitales, organizado por AHCIET y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires permitió reflexionar sobre los desafíos que tienen tanto el gobierno como la ciudadanía. ¿Puede la tecnología de la información ayudar a encontrar nuevas formas de participación? ¿Están los ciudadanos organizándose para, a través de la tecnología, cubrir las funciones que los gobiernos no pueden?


La semana pasada se celebró en la Ciudad de Buenos Aires, por primera vez, el XIII Encuentro Iberoamericano de Ciudades Digitales, organizado por AHCIET (la Asociación Iberoamericana de Centros de Investigación y Empresas de Telecomunicaciones) y los Ministerios Modernización y Desarrollo Económico del Gobierno de la Ciudad. Fue realmente multitudinario: cerca de 3000 personas, más otras 6000 siguiendo las charlas desde la web vía videostream.

El medio centenar de charlas y presentaciones de casos giró en torno a tres ejes temáticos: la Sociedad de la Información y el Conocimiento, el Gobierno Abierto, y las Ciudades Inteligentes. Para este último eje, por ejemplo, el encuentro contó con la presencia de Guruduth Banavar, líder en tecnología e innovación de IBM (quien desarrolla estrategias para soluciones del sector público), de César Cernuda, vicepresidente de Microsoft para América Latina, y de Boyd Cohen, creador del ranking de ciudades inteligentes más utilizado en el mundo.

Tuve la oportunidad de asistir a algunas de las presentaciones relacionadas con otro de los ejes (Gobierno Abierto), y de manera particular en lo referente a Tecnologías de Colaboración y Participación Ciudadana. Me resultó particularmente sorprendentes las declaraciones Juan José Soto, de la Fundación Ciudadano Inteligente, de Chile: una asociación que, a través del uso de la tecnología, busca apunta a generar la rendición de cuentas por parte de los políticos, promoviendo la transparencia y la apertura de datos. “En materia de tecnología, los gobiernos van en primera”. Soto no se refería a primera clase, sino a las marchas de la palanca de cambios. Los gobiernos son lentos en la adopción de tecnología. “Uno puede usar una aplicación para ver los baches de las calles, pero esas aplicaciones no las hicieron los gobiernos, sino los privados”, graficaba Soto. Cada nuevo despliegue gubernamental requiere se discutido, licitado, presupuestado… ¿Están los ciudadanos organizándose para, a través de la tecnología, cubrir las funciones que los gobiernos no pueden?

La respuesta a esta pregunta pareció venir, entre otras fuentes, de la presentación GarageLab (http://www.garagelab.cc/), una suerte de laboratorio de resolución de problemas, que entre sus proyectos incluye un par de perlitas de participación ciudadana y colaboración entre ciudadanos y gobiernos (aquí uno de los ejemplos, relacionado con el monitoreo del Riachuelo). Estas muestras de Colaboración son relativamente novedosas dentro del entorno de Gobierno Abierto. Hoy, un programador puede tomar el farragoso conjunto de datos del de los gastos de un municipio, “chupándolos” de la página de web institucional, y generar una nueva forma de presentación, de manera de que esa información resulte relevante para quien gobierna y para los ciudadanos, como en este caso de Bahía Blanca (http://gastopublicobahiense.org/).

En su presentación, Soto fue más allá. El movimiento que impulsa la apertura de datos de los gobiernos (Open Data) está teniendo relativo éxito en muchos países. “Ahora cabe preguntarse, ¿para qué abrimos los datos? ¿Una vez que los datos están publicados, no pasa nada más?”. El desafío, aclara Soto, es que estos datos tengan un impacto real en la sociedad. Creo que este problema podría asimilarse al Big Data dentro del entorno empresarial. Y para que ese impacto llegue, los ciudadanos deberán moverse, acceder a la información, masajearla, usarla para cotejar los discursos de los políticos, o para señalar falencias y desbalances en las políticas. Ahora los esfuerzos deben repartirse entre seguir clamando por la apertura de datos, y generar mecanismos que le saquen jugo a esa info.

Tuve oportunidad de consultar a algunos de los oradores y los organizadores sobre esta nueva vía de participación colaborativa. Aquí sus reflexiones (hablan Andrés Andrés Ibarra, Ministro de Modernización de la Ciudad de Buenos Aires, y Pablo Bello, secretario genera de AHCIET):

Ciudades Digitales: El desafío de la participación
Ciudades Digitales: El desafío de la participaciónAndrés Ibarra, Ministro de Modernización de la Ciudad de Buenos Aires, y Pablo Bello, secretario genera de AHCIET
Ciudades Digitales: El desafío de la participación

Finalmente, algunos conceptos de Guruduth Banavar, de IBM, sobre Ciudades Inteligentes:

Ciudades Digitales: El desafío de la participación
Ciudades Digitales: El desafío de la participaciónGuruduth Banavar, de IBM, sobre Ciudades Inteligentes
Ciudades Digitales: El desafío de la participación

Read more http://www.pymeyemprendedores.com/2012/10/ciudades-digitales-el-desafio-de-la.html

volver arriba

Comentarios

ULTIMOS ARTICULOS