Menu



Tres maneras de entrenar tu cerebro para tener grandes y mejores ideas

Para empezar, necesitarás dejar de pensar demasiado.

Las organizaciones y los empresarios están buscando vías para fomentar más el pensamiento innovador. Pero, según John Assaraf de El secreto y MyNeuroGym.com, el proceso de pensar realmente "por definición anula el proceso neuronal de la creatividad", efectivamente matando la innovación.  Aquí él arroja luz sobre el proceso cerebral necesario para una mayor innovación, así como los secretos para alentar e invocar la innovación.

"La creatividad, imaginación e innovación son parte de un proceso neuronal que se produce en algunas de las más nuevas estructuras evolutivas del cerebro", dice. "La creatividad es un fenómeno de todo el cerebro que lleva a un nivel totalmente distinto de complejidad".

Comienza con la corteza prefrontal, que Assaraf llama "el cerebro de Einstein: el CEO; Director Ejecutivo; el sistema GPS, la parte del cerebro donde se puede pensar en todas las posibilidades y luego activar la parte occipital del cerebro para imaginar un resultado." Este proceso cerebral nos permite desconectar el lóbulo frontal de la parte "pensante" y aprovechar nuestra intuición e imaginación, que "Einstein creía que era más poderosa que el conocimiento".

Assaraf define la intuición como "lo que sabes antes de pensar." ¿Cuáles son los secretos para la intuición versus pensamiento?

1. Dejar de pensar y dejarlo ir.

Cuando estás en la ducha, a veces consigues una "chispa de genio cuando tu radio cerebro está abierto a aceptar frecuencias externas".

Entrar en un flujo libre, un estado de mente errante permite a la mente entrar en un sueño semiconsciente donde puedes obtener acceso a un campo de información y patrones fuera de la red neuronal normal.

Sólo de 40 a 50 ondas cerebrales están activas en un momento dado, listas y ajetreadas manteniendo la vida de la mente demasiado atestada.

La activación deliberada de la frecuencia intuitiva requiere "quietud consciente."

Desacelerarse, sentarse tranquilamente y estar presente ayuda a provocar un estado de relajación para dar a tu creatividad la oportunidad de elevarse por encima del ruido.

2. Acelerar su camino a la innovación.

Humoristas y músicos familiarizados con el concepto de improvisación son capaces de estar en "estado de flujo, la desactivación de un cerebro pensante en exceso, y encender el flujo creativo". Para los que fueron a la escuela de arte, el dibujo es el gesto equivalente, obligando a la captura de sólo la esencia de lo que es importante.

Cualquier ejercicio que utiliza velocidad trabaja para aprovechar lo que sabes antes de que pienses, dejando el "pensador fuera del camino." Si no tienes tiempo para pensar, no podrás diseñar o imaginar, y podrás encender el proceso de innovación.

3. Practicar el flujo creativo.

Innovar imaginando es natural para los niños. Es la escolarización lo que obliga a un niño pequeño a encender la corteza prefrontal izquierda en desarrollo y concentrarse, lo que altera el proceso de la imaginación.

Aunque no está científicamente probado, se cree que la mayoría de nuestras neuronas creativas se apagan a la edad de 30 años, por lo que "tenemos que trabajar más arduamente para desinhibir el cerebro pensante y encender el flujo de la intuición".  

A través de las prácticas de meditación y otros ejercicios mentales para calmar el cerebro, como MyNeuroGym's Innercise, el reentrenamiento cerebral puede ocurrir, formando nuevas conexiones y el crecimiento de nuevas células cerebrales."

Intenta pensar usos innovadores al estado familiar del cerebro y posiblemente no lograrás soluciones creativas y verdaderamente innovadoras. En su lugar fluye hacia la intuición como camino a la innovación.

pymesyemprende

Sitio que colabora en el desarrollo y crecimiento de micro, pequeñas y medianas empresas.

Sitio Web: www.pymesyemprendedores.com.ar/
volver arriba

Comentarios