Menu



Kevin O'Leary de “Tanque de Tiburones”, el mejor momento para despedir a alguien.

"La clave para poner fin a una relación es explicar por qué lo estás haciendo," dice la estrella e inversionista de CNBC.

Tal vez el siguiente negocio de Kevin O'Leary sea el de entrenador para ruptura de parejas.

La inflexible, dura estrella e inversor de “Tanque de Tiburones”, quien ha dicho a famosos empresarios "estar dispuesto a despedir a su madre", el martes ofrecía algunos consejos corolarios: Cuando sabes que no va a funcionar, extrae la curita, rápido.

“En el momento en que te das cuenta de que esa persona no es la adecuada para el trabajo, es el tiempo para sacarlos de allí”, dijo O'Leary, cofundador y presidente de Fondos O'Leary, en la icónica Conferencia de Seattle, copatrocinada por Inc. y CNBC.

“La clave para poner fin a una relación es explicar por qué lo estás haciendo”, añadió.

Eso no significa que tales conversaciones son divertidas: “Es la cosa más difícil de hacer”, reconoció O'Leary, antes de ofrecer una característica y franca adenda: “Si no tienes las bolas para hacer esos recortes... eres el líder equivocado”.

Esto refleja la creencia fundamental de O'Leary de que los fundadores que dan prioridad a algo por encima de las ganancias de sus empresas están condenadas al fracaso, como mi colega Bill Saporito cuya crónica salió en un artículo en Inc. de marzo.

Dirigir una empresa es difícil", dijo O'Leary. "Cuando usted es el líder de una empresa, su responsabilidad es el éxito de toda la organización y no de un solo individuo, incluyéndote a ti mismo ".

De ahí su actitud, -no soy yo, eres tú-, hacia los empleados de bajo rendimiento, a pesar de lazos emocionales o personales.

De hecho, O'Leary dijo a la audiencia de Seattle, que trata de evitar el ingreso de esas complicaciones en el lugar de trabajo en su totalidad: “Muy a menudo el nepotismo es lo que mata a la gallina de los huevos de oro”, dijo. “A menudo su mejor Gerente no es un miembro de la familia”.

O'Leary es muy práctico con su entrenamiento de ruptura profesional; él hace el despido en cualquier empresa donde sea propietario mayoritario. Y tiene una política bastante simple "tres strikes", explicó sobre el escenario, agitando su teléfono de trabajo.

“Probablemente 10.000 personas tienen este número”, dijo, argumentando que cualquier fundador de una compañía debe estar dispuesto a tomar llamadas y quejas de los clientes y principales accionistas.

“Este [teléfono] no suena tanto como lo hace el de mi familia, pero cuando lo hace, es un gran problema”, dijo. “Cuando este suena tres veces, es momento para terminar con alguien”.

pymesyemprende

Sitio que colabora en el desarrollo y crecimiento de micro, pequeñas y medianas empresas.

Sitio Web: www.pymesyemprendedores.com.ar/
volver arriba

Comentarios