Menu



La integración familia-trabajo en las empresas

Hoy, la conciliación trabajo - familia es un tema que impacta fuertemente en la cultura organizacional de las empresas. Para la Dr. Nuria Chinchilla, Directora del Centro Internacional Trabajo y Familia (ICWF, según sus siglas en inglés) y Profesora Ordinaria del Departamento de Dirección de Personas en las Organizaciones del IESE Business School, España,  los efectos que puede provocar son determinantes. 


"Es la diferencia entre una cultura mecánica y rígida, que sólo ve números, y una cultura humana y flexible, donde se tienen en cuenta personas completas con vida después del trabajo."

 
Esto ha llevado a las organizaciones, a nivel mundial, a aplicar herramientas que faciliten la integración de ambas variables, midiendo e implementando mejores prácticas. Tal es el caso del Índice de Empresas Familiarmente Responsable (IFREI), estudio internacional impulsado desde ICWF, y realizado en más de 25 países, que mide el nivel de conciliación de las empresas e indica los pasos a seguir para ser más "conciliadora".
 

Según Patricia Debeljuh,  Directora Ejecutiva del Centro Standard Bank Conciliación Familia y Empresa (CONFYE- Standard Bank) del IAE Business School, en Argentina, básicamente existen varios indicadores que muestran que cuando una institución cuenta con una cultura a favor de la familia los cambios son positivos.

 
"La gente está más motivada y más satisfecha con su trabajo. Bajan los índices de ausentismo, sobre todo del tipo encubierto, que es cuando la persona no se anima a decir la verdad y da excusas. También hay menos rotación, y  los trabajadores no tienen la intensión de dejar la empresa. Están contentos con quedarse."

 
En el caso de Argentina, de acuerdo a un último estudio elaborado por el CONFYE- Standard Bank, en base a la aplicación del IFREI a 200 empresas a nivel nacional, entre agosto y noviembre de 2010, aún queda mucho por recorrer para que las organizaciones comiencen a adoptar un mayor grado de conciliación. Sólo el 36% de las empresas encuestadas están en la fase inicial, un 17% las utiliza poco y un 25% aún no tiene este tema dentro de sus prioridades. 

Debeljuh, subrayó ante esto que "desde el trabajo que hacemos en el centro, tenemos medido claramente que la gente prefiere trabajar en empresas donde la conciliación familia-trabajo sea importante." 

Empresas Familiarmente Responsables

Por su parte, María Paz Lagos, Profesora eClass y Socia-Directora de la Consultora Concilia, en Chile, señaló que para ser una empresa sostenible en el tiempo, las empresas deben centrarse en su principal valor agregado, sus empleados. Para ello, el liderazgo es necesario. 

"Los líderes de cualquier organización deben ser los principales promotores y facilitadores de la conciliación, sobre todo con el ejemplo y prácticas que evalúen al trabajador por objetivos cumplidos más que por la cantidad de horas que pasen en la oficina." 

En este sentido, las especialistas coinciden que para lograr ser una Empresa Familiarmente Responsable (EFR), que desarrolle prácticas, políticas y programas internos que refuercen este concepto, es necesario educar al respecto. 

Para Nuria Chinchilla, ciertos factores recaen en desarrollar a los líderes de las empresas y a los mandos intermedios en su capacidad de tomar decisiones prudenciales, generando nuevas alternativas para conseguir la Responsabilidad Familiar Corporativa (RFC) en sus entornos. 

"Es esencial entender la RFC como parte integrante de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) interna, por ser la familia del empleado un stakeholder de máximo interés para la empresa y para la sociedad; además de ser el más valorado por el empleado." 

Ahora bien, la responsabilidad no sólo compete a la empresa. En el caso de los trabajadores su  rol principal es negociar y proponer sus necesidades de manera clara y asertiva.
 
"La empresa sólo puede facilitar el contexto de políticas y cultura de flexibilidad, pero es el empleado quien finalmente va a hacer uso de ellas o no. Estamos, pues, ante la necesidad de la corresponsabilidad no sólo entre hombres y mujeres para hacer la conciliación factible, sino también entre empresa y trabajador", enfatizó la Directora del ICWF.
 
Por su parte, Lagos añadió que la flexibilidad es clave para conseguir ser una EFR. "Ésta requiere de aprender a trabajar virtualmente, a ser responsable y eficiente con las metas concretas." 

Cambio cultural
Sin duda, la entrada de la mujer al mercado laboral ha permitido importantes avances en la materia, como un agente de cambio relevante en la cultura de las organizaciones. Sin embargo, los logros no dependen sólo de ellas. Los hombres también han comenzado a repensar el rol que tienen en sus propias familias. 

Pero aún quedan ciertos desafíos que las empresas y trabajadores deben superar. De acuerdo a la Directora Ejecutiva del CONFYE- Standard Bank, Patricia Debeljuh estos son claros:

• Generar un cambio cultural para sostener el tema de la conciliación.
• Concientizar a más empresas.
• Continuar itegrando el tema en las agendas públicas de los países, para que sea extensivo por medio de políticas públicas a cada uno de los trabajadores. 
• Superar el miedo o resistencia de los jefes a los abusos de ciertas políticas de conciliación.
 
La integración familia-trabajo en las organizaciones es indispensable para llevar una mejor calidad de vida de todos los trabajadores y, a su vez, retener el talento. Incluso, una vida integral y feliz, incentiva a los mismos empleados a cuidar de la flexibilidad y beneficios que ésta trae. Por ello, trabajar en aspectos culturales que acompañen las demandas, que son variadas y no para todos iguales, debe ser una condición ineludible para poder considerar a una Empresa Familiarmente Responsable.

Fuente: 

Read more http://www.pymeyemprendedores.com/2012/08/la-integracion-familia-trabajo-en-las.html

volver arriba

Comentarios

ULTIMOS ARTICULOS