Menu



De la sucursal en Internet, al negocio on line

Por María Gabriela Ensinck
Casi 30% de las pymes vende en la Web y el e-commerce ya representa el 3,3% del total de las ventas minoristas en la Argentina. La red impulsa cada vez más negocios que ya se basan exclusivamente en el mundo virtual. Las claves de una tendencia que no deja de renovarse. 


Los casos más recientes.

Para no depender de las épocas de turismo, del buen pronóstico para armar la feria callejera ni tener que trasladar piezas únicas de un lado al otro, Marcelo Vinocur, emprendedor y artesano, creó un mercado artesanal en la Web. Con una inversión de $ 64.000 y junto a cinco socios, lanzó www.sumercadoartesanal.com, el sitio donde los artesanos pueden publicar y vender sin intermediarios. "El sistema funciona poniendo en contacto mediante un e-mail al vendedor con el posible comprador, para que entre ellos arreglen las condiciones de pago y entrega. Próximamente, toda la transacción, incluyendo el pago, se podrá hacer online", adelanta. Por ahora, están enfocados en conseguir un volumen de artesanos y para esto promocionan el sitio a través de Twitter y Facebook. En un año, estiman recuperar la inversión y a partir de allí duplicar la facturación mes a mes. Dado que no se cobra comisión por ventas ni publicación de los productos, el modelo de negocios se basa en un sistema freemium: los avisos son gratuitos; sólo se paga por aquellos destacados y por banners y avisos que publican los proveedores de insumos y servicios.

Bajo un concepto similar, la venta de productos únicos, pero un modelo de negocios diferente, a principios de año se lanzó MyElxi.com (del griego elxi, atracción), un portal de compraventa de diseño. "La idea es que los diseñadores puedan abrir su propia tienda online y costumizarla. Pueden subir el logo, cargar los productos y su descripción, incluir su biografía y elegir los sistemas de pago. Como en Palermo, pero en la web", describe Cecilia Assenti, una de las socias del emprendimiento.

El equipo se completa con Dina Ricci, encargada de contenidos; Gastón Lafaille, diseño y comunicación; y Noelia Vigliola, en Marketing. A fines de 2009, armaron el plan de negocios y al año siguiente participaron del programa Buenos Aires Emprende de la Secretaría de Desarrollo Económico porteña. Obtuvieron un Aporte no Reembolsable de $ 40.000 e invirtieron otro tanto para lanzar el sitio a comienzos de este año. Hoy agrupa a 100 tiendas, con más de 600 productos y 200 visitas diarias. "Nuestro target son las mujeres. Cada 1.000 páginas vistas se genera una venta", detalla Assenti. Los ingresos provienen de una comisión del 5% a los vendedores, que publican online en forma gratuita. En los primeros seis meses, se realizaron transacciones por unos $ 40.000 y hoy están buscando un inversor para lanzar el portal en la región.

Venta virtual, ganancia real
Cada vez surgen más portales de compraventa de productos para mercados segmentados. En 2011, el e-commerce alcanzó $ 11.600 millones en ventas (sin IVA), de las cuales más del 90% fueron realizadas por empresas y emprendedores (B2C $ 10.600 millones), según datos de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CASE). Las ventas electrónicas entre empresas representan una facturación 10 veces mayor ($ 125.000 millones). De acuerdo a CASE, el 27% de las pymes y el 33% de las grandes empresas emplean el e-commerce. Esta modalidad representa un 3,3 % de las ventas totales minoristas en la Argentina.

En el último lustro, esta modalidad de comercialización creció a un promedio del 50% anual. Varios factores lo impulsan: el crecimiento de usuarios de Internet (de 3,7 millones en 2001 a 30,5 millones a fines de 2011); la cantidad de usuarios que realizan compras online (del 10% en 2001 a 29,5% en 2011, casi 9 millones); y el aumento de la cantidad de empresas que comercializan en la Web.

El portal de e-commerce Dafiti, creado en Brasil, en 2010, por el grupo inversor Rocket-Internet, ofrece a las marcas de calzado e indumentaria "una vidriera con más de 5.000 productos, en la que los clientes pueden elegir y comprar en cualquier momento y desde cualquier lugar", dice Andrés Lawson, director Ejecutivo de Dafiti Argentina. Marcas como Vitamina, Kevingston, Benito Fernández, Biamo y Pepe Cantero comercializan sus productos a través de este portal presente en Chile, Brasil, Colombia y México. "Nuestro modelo es similar al de cualquier retailer y para las marcas no hay ninguna comisión por vender online", asegura.

Variedad, comodidad y flexibilidad son atributos que distinguen al comercio electrónico. Contar con múltiples opciones de productos y formas de pago en un solo lugar es fundamental a la hora de crear una lista de regalos para un casamiento. Esto pensaron Ramiro Gramajo y Milagros Martínez Mosquera cuando armaron la suya. Y a partir de esto convocaron a Macarena Martínez Mosquera (hermana de Milagros) e Iván Avella para generar un negocio online: Wedcompany.

"El sistema permite a los novios armar su lista online, enviar a sus invitados participaciones digitales para que ingresen a su wedding site y accedan a toda la información sobre la boda: fotos, comentarios, mapas de cómo llegar, confirmación de asistencia y lista de regalos", explica Gramajo, CEO de WedCompany.

Esta plataforma ofrece también la posibilidad de irse de luna de miel con el aporte de los invitados o retirar el dinero en efectivo. La compañía le cobra comisión a los locales por las ventas generadas, y a los novios sólo si retiran el efectivo.

Compras sociales
Las compras colectivas y con cupones de descuento, el marketing online y el uso de geolocalización para enviar ofertas personalizadas a los consumidores móviles (m-marketing y m-commerce), promueven el e-commerce y generan nuevas oportunidades de negocios. El uso de las redes sociales impulsa el desarrollo de aplicaciones de e-commerce ad hoc. A comienzos de año, desembarcó en el país Dropgifts, un aplicativo para comercio electrónico en Facebook creado en Alemania. "La Argentina es uno de los países con mayor proporción de usuarios de Facebook (17 millones), y con mayor cantidad de tiempo interactuando en esta red (13 horas mensuales promedio). Nuestro modelo se basa en aprovechar la tendencia a saludar a los amigos y conocidos por su cumpleaños a través de Facebook", cuenta Julián Bender, gerente Comercial de Dropgifts Argentina. La novedad de Dropgifts es que permite hacer "regalos sociales", recaudando entre un grupo de amigos una suma determinada para que el homenajeado lo canjee por algún producto o servicio. Al término de la colecta, el homenajeado recibe un mensaje avisándole que tiene disponible una gift card, con el listado de quienes contribuyeron. "En el país tenemos convenios con portales de moda como Dafiti.com, marcas de indumentaria como Muaa y Ona Sáez, vinos (Ligier) y perfumería, entre otras. Los ingresos provienen de la comisión que cobramos por venta efectuada", aclara Bender.

El impacto del comercio electrónico va más allá de las ventas: el 75% de los usuarios de Internet consulta en la web antes de efectuar su compra offline.

Entre los beneficios adicionales del e-commerce está la reducción de costos por transacción y la creación de empleos. Hoy, se estima que la venta en línea ocupa en la Argentina a 120.000 personas. Una encuesta presentada a comienzos de 2012 por MercadoLibre revela que el portal constituye una fuente de ingresos para 180.000 personas. La venta online constituye una forma de ingreso al mercado laboral, ya que es el primer trabajo para los jóvenes de 18 a 25 años.


Fuente: El Cronista

Read more http://www.pymeyemprendedores.com/2012/07/de-la-sucursal-en-internet-al-negocio.html

volver arriba

Comentarios

ULTIMOS ARTICULOS