Menu



Las Cosas Que Salen Mal: las principales causas de fracaso de gran número de startups

Traducido por @andreidigital
Jessica Livingston es la co-fundadora de Y-Combinator — la acceleradora más importante de Silicon Valley. Y-Combinator ha financiado empresas conocidas como Dropbox, Airbnb, Reddit, Scribd y muchas otras. A continuación compartimos la traducción de su artículo What Goes Wrong realizada por  Andrei Vazhnoven el cual ella comparte las causas generales de fracaso que ha visto entre centenas de startups financiadas por Y-Combinator. 



Redactado por Jessica Livingston - 
co-fundadora de Y-Combinator 

Las Cosas Que Salen Mal

Han pasado más de 7 años desde que empezamos YCombinator. En ese tiempo, financiamos 467 nuevas empresas así que vimos muchos patrones. Hay una charla que siempre quería dar al principio de cada convocatoria, advirtiendo a todos acerca de las cosas que sé que probablemente les vayan a pasar. Por fin escribí todos mis pensamientos y voy a compartirlos con ustedes ahora.
Todos sabemos que mucha gente inteligente y talentosa empieza nuevos emprendimientos. Uno ve un gran número de startups que arrancan y, sin embargo, hay sólo unos pocos que alcanzan el gran éxito. ¿Qué pasa en el camino que causa este tipo de fracaso?


Las Cosas Que Salen Mal: las principales causas de fracaso de gran número de startups

Es como si hubiera un túnel lleno de monstruos que matan a las startups en el camino. Voy a decirles cuales son estos monstruos son para que sepan como evitarlos.


Determinación
En general, la mejor arma contra estos monstruos es la determinación. Aunque usamos solo una palabra para este concepto, en realidad la determinación es dos cosas distintas: la “resilience” y el “drive” [1]. La “resilience” es lo que no te permite ser empujado hacia atrás. El “drive” es lo que te lleva hacia adelante.
Una razón por la que necesitas la resilience en una startup es que vas a ser rechazado un montón de veces. Incluso las startups más famosas tuvieron cantidades sorprendentes de rechazo en el principio.
Todo el mundo va a dudar lo que estás haciendo — los inversores, los empleados potenciales, los periodistas, tu familia y tus amigos. Lo que no te das cuenta hasta que empieces una nueva empresa es la cantidad de validación externa que recebiste por hacer las elecciones conservadoras que has hecho en el pasado. Cuando vas a la universidad, todo el mundo dice, “¡Genial!” Cuando recebis tu titulo y conseguis un trabajo en Google, todo el mundo dice, “¡Genial!”
¿Qué crees que dice la gente cuando dejas tu trabajo para empezar una empresa que alquila camas de aire?
Las Cosas Que Salen Mal: las principales causas de fracaso de gran número de startups
Miren la web de Airbnb cuando se lanzó por primera vez en 2007. Así describen lo que hacen: Dos diseñadores crean una nueva forma de conectarse a la conferencia de IDSA. ¿Alguna vez eschuchaste de la conferencia IDSA? Además, se trata sólo de camas de aire!
Estas no son las cosas que te dan un montón de validación externa. Casi todo el mundo queda impresionado con vos si consiguis un trabajo en Google y no tanto si haces una página web para que las personas puedan alquilar camas de aire para las conferencias.
Sin embargo, esta es una de las startups más exitosas. Y aún si sos Airbnb, en el comienzo serás un patito feo para la mayoría de la gente.
Cuando Airbnb vino a YCombinator a principios de 2009, ya habían experimentado un montón de rechazo. (Miren el discurso de Brian Chesky en la Startup School en 2010. Es una de las historias más inspiradoras que hay.) En el momento en el cual llegaron a nosotros, habían llegado al limite de sus tarjetas de crédito. Estaban comiendo lo que sobró de Capn cereales McCain (comida super barata). Quedaban casi sin recursos.
Todo el mundo pensaba que su idea era una locura en aquel momento — incluso yo lo pensaba — pero ellos sabían que estaban en lo cierto. Durante YCombinator, hicieron algunos cambios fundamentales en su sitio, hablaron con sus usuarios, establecieron sus metas, y midieron todo. Y los gráficos empezaron a ir por arriba.
Acuerdense que las nuevas ideas suelen parecer una locura al principio. Pero si tenés una buena idea y la ejecutas bien, con el pasa tiempo todo el mundo te dará la razón.
Hemos financiado Eric Migicovsky hace unos años, cuando estaba creando Inpulse, el predecesor del reloj Pebble. Eric era el unico fundador y estos relojes tienen una characteristica que le da miedo a los inversores — son hardware.
Pobre Eric pasó un tiempo muy difícil tratando de conseguir financiación. Nadie quería financiar una compañía de hardware. Se reunió con una gran cantidad de inversores que decían cosas como: “Me encanta la idea. Pero no puedo financiar una compañía de hardware.” Algunos decían que tienen como regla general no financiar hardware, otros decian que había demasiados costos fijos en el comienzo. Todos le dijeron que no, cuando él les mostró el concepto.
Él estaba construyendo el reloj Pebble basandose en una gran cantidad de comentarios de los usuarios de la Inpulse, y él estaba realmente convencido de que a la gente le gustaba este producto. Entonces él habló con Paul y se pusieron de acuerdo en que debería dejar a hablar con los inversores y poner el proyecto en Kickstarter. Su objetivo inicial era recaudar USD 100.000 para hacer 1.000 relojes. En lugar de USD 100.000 Pebble recaudó 10 millones en 30 días — la mayor cantidad de dinero que jamás se haya recaudado en Kickstarter. Ahora están haciendo 85.000 Pebbles.
Aún el mismo Y Combinator fue rechazado cuando empezamos en Cambridge, MA en el verano del ’05. Ahora hay un montón de organizaciones que hacen lo que hacemos, pero creanme, cuando empezabamos, la gente pensó que estábamos locos. O simplemente estúpidos. Incluso nuestros propios abogados trataron de convencernos que no lo hicieramos.
Pero 8 equipos de fundadores apostaron en nosotros y se mudaron a Cambridge y obtuvieron USD 12.000 por cada equipo. Creo que les dirían que tuvieron una gran experiencia. Nosotros también supimos que habíamos encontrado algo interesante. Así que nos enfocamos en hacer algo que nosotros realmente queriamos hacer y de a poco crecimos desde ahí.
Pero fue un proceso lento. Cuando salimos a Silicon Valley en el invierno del ’06 que casi no conociamos a nadie, así que decidimos tratar de encontrarnos con más inversores para convencerlos a venir al Demo Day (donde las startups presentan sus desarollos). Me pusieron en contacto con Ron Conway, el número uno inversor ángle de Silicon Valley. Les voy a mostrar cómo él trató de ignorarnos.
Las Cosas Que Salen Mal: las principales causas de fracaso de gran número de startups


Dijo: “¿Esto es en Boston? Solo trabajo con startups locales.” Yo le respondí: “No, estamos en Mountain View (una ciudad de Silicon Valley) y nos encantaría que vinieras a Demo Day”. Él dijo: “¿Esto es una oportunidad para invertir en la incubadora?” Le respondí: “No, no quiero que inviertas en nosotros. Es una oportunidad para invertir en las startups individuales”. Entonces nos dijo nos iba a llamar más tarde, porque estaba muy ocupado. Ronco (el apodo del inversor) no dio el “estoy ocupado ahora” , era muy vergonzoso para nosotros.
Sin embargo, al final todo salió bien. Él terminó yendo al Demo Day y fue impresionado con lo que vio. Un año más tarde, Ron vino y dio un discurso para la promoción 2007 de fundadores.
Un montón de problemas
Acuerdanse que hay 2 componentes de la determinación: la resilience y el drive. Ya hemos hablado de la razón por la necesitas la resilience: porque todo el mundo te va a estar tirando por abajo. El drive lo necesitas para superar la gran variedad de problemas que tendrás que encarar en la startup.
Algunos de ellos son dolorosamente puntuales, como un juicio o un deal que se cae — mientras que otros decepcionantemente vagos: nadie está visitando tu sitio y no sabes por qué.
No hay receta que podés consultar para solucionar estos problemas cuando surgen. Hay que improvisar. A veces tenés que hacer cosas que parecen fuera de lo normal.
Las Cosas Que Salen Mal: las principales causas de fracaso de gran número de startups
Rajat Suri estaba haciendo su maestria en la MIT cuando empezó E La Carte. (E La Carte le permite a los comensales de un restaurante pedir y pagar a través con una computadora tablet.) Él estaba tan comprometido que consiguió trabajo como camarero para aprender como era el negocio de los restaurantes.
Los hermanos Collison fundaron Stripe, que hace procesamiento de pagos online. Cuando estos chicos empezaron, eran un par de jóvenes programadores. No tenían ni idea de cómo hacer negocios con bancos y compañías de tarjetas de crédito.
Le pregunté a Patrick, “¿Cómo lograron convencer a estas grandes empresas a trabajar con ustedes?” Un truco que funcionó fue comenzar con una llamada telefónica.De este modo, la gente prestaban atención a sus argumentos sin ser distraído por su juventud. En el momento en que se conocian en persona y los empresarios podían ver lo jóvenes que eran, ya quedaban impresionados.
Las Cosas Que Salen Mal: las principales causas de fracaso de gran número de startups


Financiamos a los chicos de Lockitron en el verano del 2009 — la foto muestra a ellos en su entrevista de YC. Un año después de YC, seguían averiguando cual era su idea. Vivían con la gente de Wepay y un día los de Wepay tenían una fiesta para sus inversores. En ese momento los Lockitrons estaban trabajando en un producto para cerrar la puerta con tu iPhone. Lograron impresionar a uno de los inversores con su prototipo, y él pidió que le instalaran 40 de estos dispositivos en las oficinas de una de las startup suyas. Los fundadores se re-coparon, pero las cerraduras comerciales que necesitaban salían a USD 500 cada uno. Ellos no tenían USD 20.000 para cumplir un pedido tan grande. Así que iban a los cerrajeros locales y recorrían chatarrerías comprando cerraduras rotas por alrededor de USD 10 cada uno. Ellos mismos los arreglaron y lograron cumplir el pedido.
Miren lo que sucedió un par de años más tarde: estos chicos estaban listos para lanzar la nueva versión de Lockitron y decidieron postularse en Kickstarter. Y ¿adivinen qué? Un día después de que Lockitron postuló su producto, Kickstarter cambió su política sobre las empresas de hardware y los rechazó. Entonces los chicos de Lockitron decidieron construir su propio Kickstarter y lo hicieron en menos de una semana. Se preguntaban si alguien iba a venir siquiera. No sólo la gente vino, pero ya han vendido cerca de 2 millones de dólares de Lockitrons con esta modalidad. Y ya no tenían que darle ningun porcentaje al Kickstarter.
Les voy a dar un último ejemplo de la improvisación. Los fundadores de Justin.tv estaban teniendo un montón de problemas de escalizar en el principio. Un fin de semana su sistema de vídeo cayó totalmente. Kyle estaba a cargo del sistema, pero nadie sabía donde estaba Kyle. Y Kyle no contestaba su celular. El sistema se trataba de video en vivo, así que era bastante importante que el problema se arreglara pronto.
Michael Siebel llamó a los amigos de Kyle y averiguó que Kyle estaba en el lago Tahoe; ademas le dieron la dirección de la casa. ¿Cómo solucionarian este problema? Vos sabes la dirección donde alguien está pero la persona no contesta su teléfono. ¿Cómo hacer llegar un mensaje rapidamente? Michael entró en Yelp y buscó un lugar de pizza cerca de la casa y los llamó y dijo: “Quiero pedir delivery de una pizza, pero no importa la pizza. Sólo quiero que envien un repartidor y que diga estas cuatro palabras:.. Se cayo el sitio “. La gente de la pizzería estaba muy confundida, pero igual enviaron el repartidor de pizzas sin pizza, Kyle abre la puerta, y él hombre de delivery le dice, “Se cayo el sitio”. Kyle lo arregló, y el sitio estaba caido menos de una hora en total, de principio a fin.
Peleas entre Cofundadores
Otro monstruo es peleas entre cofundadores. La gente subestima lo importantes que son las relaciones entre cofundadores son para el éxito de una startup.
Lamentablemente, he visto más roturas entre cofundadores que puedo contar. Y cuando esto sucede, suele aplastar a la startup.
Hay que tener mucho cuidado cuando decidis empezar una nueva empresa con alguien. ¿Conoces bien a las personas? ¿Has trabajado con ellos, has asistido a la universidad con ellos? No te entangues con alguién sólo porque están disponibles y parecen suficientemente buenos. Probablemente te arrepentirás.
Y si empezas a ver algo que no te cierre, hacé algo al respecto. No pienses que va a desaparecer. Es una luz de advertencia cuando empezas a preocuparte acerca de si tu cofundador es confiable o si él o ella trabaja lo suficiente o es una persona competente.
Cuando los fundadores rompen la relación por cualquier razón, es un golpe duro para la productividad y la moral de la startup. Si hay tres y uno se va, no está tan mal; pero si hay dos y no se va, eso no es tan malo, porque ahora usted es un fundador único y es difícil de hacer un startup siendo único fundador.
Inversores
Los inversores tienden a tener la mentalidad de rebaño. Le gustas a ellos si le gustas a otros inversores.
Bueno, y si un inversor te quiere solo cuando te quieren otros inversores, qué pasa cuando hablas con los primeros inversores? No te quiere nadie! Es como el catch-22 [2] en el cual no podes conseguir un trabajo porque no tenés suficiente experiencia.
Efectivamente estás empezando en un agujero y tenés que constrir tu propio camino de salida. Vas a tener que encontrar con muchos inversores y todo el tiempo escuchar cosas como “Me interesaría una vez que tengas más tracción” o “¿Quién más está invirtiendo?”
Si trabajas suficientemente duro, podrás encontrar algunos inversores que se copan lo suficiente con vos y con tu idea que no van a tener miedo a que vos no tenés ningún inversor todavía. Entonces, cuando tengas algunos inversores, la mentalidad de rebaño ya va a ser algo que te ayuda no algo que te perjudica. La busqueda de inversión es un proceso lento y duro hasta que se vuelve rápido y fácil.
Pero trabajar para convencer a los primeros inversores es algo que puede ser muy desalentador. Es una rutina. (Hay algunos inversores realmente buenos que no son así, pero el inversor promedio es un animal de rebaño.)
Los inversores también van a postorgar. Si les dejas hacer la propia, van a seguir demorando. Para ellos no hay ningún inconveniente en demorar, mientras que la demora te va a matar, porque mietras que vos estás recaudando fondos tu empresa se detendrá.
Me resulta chocante el número de las startups exitosas tenían dificultades una en recaudar fondos al principio. Si queres un consejo acerca de los inversores, es que tenes que crear algún tipo de situación de competencia.
Te voy a dar lo que siempre quedó grabado en mi mente como el ejemplo más sorprendente de esto: uno de los fundadores de una de nuestras startups más exitosas tenia una larga relación con un VC (venture capitalist). Cuando el fundador empezó la empresa y entró YC, el VC se mantuvo en contacto a lo largo de los 3 meses, mientras que en realidad no hacia nada excepto observarlo con benevolencia. El VC asistió al Demo Day, pero no invertió. Después de unos meses, la startup recebió un termsheet[3] de un VC prestigioso. Cuando el primer VC se enteró, tuvo un ataque de panica. Le envió por fax al fundador una termsheet de su empresa con la valoración vacía y dijo: “Poné cualquier valoración te parece bien y nosotros vamos a invertir”
Hay peores cosas que puede hacer para los inversores que no sólo demora. A veces dicen que sí y luego cambian de opinión. No es un acuerdo hasta que el dinero está en el banco. Hemos visto algunos fundadores aprenden de la manera dura.
Les podría contar muchas historias para asustarles, pero recuerden que la recaudación de fondos es un garrón.
YC fundadores recaudan dinero en las mejores circunstancias, y aun para ellos es un garrón.
Las Distracciones
Una de las razones por la que la recaudación de fondos puede ser tan perjudiciales para la empresa es que es una distracción.
Advertimos a todos en YC a tener mucho cuidado con las distracciones. Nadie es tan estúpido como para distraerse con cosas que no están relacionadas con el trabajo, como jugar videojuegos. El tipo de distracciones fundadores que agarran a los fundadores son cosas que parecen como una forma razonable de usar su tiempo.
Le decimos a la gente que durante YC en realidad sólo hay tres cosas en que los fundadores deberían enfocarse: la construcción de las cosas (building things), hablar con los usuarios, y hacer ejercicios. Tal vez esto es un poco exagerado, pero el punto es que desde en el principiolo único que importa un la startup es encontrar la manera de hacer algo que la gente quiere y hacerlo bien. No pases todo tu tiempo haciendo networking. No contrates a un ejército de gente haciendo pasantías. Sólo construí cosas y hablá con los usuarios.
(Por cierto, la recaudación de fondos es una distracción, pero es necesario. Así que tratamos de pasar el menor tiempo posible con esto.)
Una cosa que no es necesario, y es una distracción mala, es hablar con la gente de corp dev (corporate development). Estas son las personas de las grandes empresas que compran startups. Vos recibis una llamada de una persona corp dev que quiere aprender más acerca de lo que estás haciendo y explorar posibles vías de colaboración. El fundador piensa, “Oh que bueno, esta importante empresa quiere trabajar conmigo. Debería al menos tener una reunión con ellos”.
Odio decir cosas duras, pero la verdadera meta de estas reuniones es para que ellos puedan ver si quieren hacer una adquisición de recursos humanos.
Adquisiciones de Recursos Humanos
Una adquisición de recursos humanos significa que una empresa grande efectivamente te está tratando de contratar. (Ellos son una distracción tan peligrosa que son su propio pequeño monstruo!)
No hay nada malo con las adquisiciones de recursos humanos, si eso es lo que quieres hacer. Pero la mayoría de los fundadores no lanzan nuevas empresas sólo para ir a buscar un trabajo con una empresa grande que viene con un lindo bono de contratación.
Hablar con los corp dev en las etapas tempranas del startup no es sólo una pérdida de tiempo, es totalemente desmoralizador. Veo este ciclo suceder una y otra vez: los fundadores van a una reunión con la gente de corp y les parece que fue bárbaro. Los corp devs parecieron muy amable y entusiasmados. Los fundadores se engañan y empiezan a pensar que su startup va a ser la que se vendió por USD 10 millones después de tan sólo 5 meses. Los fundadores empiezan a pensar: “Sí, sería piola si nos compraran”, y entonces empiezan a no trabajar tanto en su startup y pierden la velocidad. Luego reciben la oferta y que es esencialmente lo que hubieran conseguido si hubieran entrado de la calle y conseguido un trabajo. Pero en ese momento, ya se acostumbraron tanto a la idea de vender que toman la oferta.
Así que ir por el camino de corp dev es algo que realmente puede achicar sus ambiciones. Adquisiciones de modalidad “recursos humanos” es lo que uno hace cuando está fallando. No se pongan en las salvavidas inflable hasta que el barco realmente se está hundiendo!
Crear algo que la gente quiere es dificil
Ahora llegamos al monstruo más feroz de todos: la dificultad de hacer algo que la gente quiere. Es tan difícil que la mayoría de nuevas empresas no son capaces de hacerlo. Usted está tratando de averiguar algo que nunca se ha hecho antes.
No hacer algo que la gente quiere es la principal causa de fracaso que vemos desde el principio. (La segunda causa más importante es las peleas entre fundadores)
Para crear algo que la gente quiere no alcanza ser brillante y tener determinación. Tienes que hablar con los usuarios y ajustar su idea según lo que quieron. Por lo general, tenés que cambiar la idea mucho aún si empezaste con una razonablemente buena.
Se acuerdan de la primera versión del sitio Airbnb? Airbedandbreakfast era una idea bastante más estrecha cuando se lanzó por primera vez. Empezaron como un sitio que alquilaba camas de aire a los viajantes que asistian a las conferencias. Luego cambiaron a alquilar camas de aire. Después cambierón a alquilar una habitación o un sofá, pero el anfitrión tenía que estar allí para hacer el desayuno. Al final, se dieron cuenta de que había demanda acumulada de alquilar lugares enteros.
Esta evolución muestra podés empezar con una visión generalizada de lo que hace tu startup, pero muchas veces hay que probar varios métodos distinots para llegar a algo que funciona.
A veces hay que cambiar totalmente la idea. OrderAhead (que te permite pedir delivery de comida por tu celular) fue la sexta idea de los fundadores.
Aun cuando no es necesario cambiar mucho la idea general, tenés que pulirla un montón. Uno de los mejores ejemplos de esto es Dropbox. Drew y Arash estaban trabajando en algo que era obviamente necesario, pero la razón por la que era difícil predecir si iban a tener éxito es que había un montón de gente que hacía esto mismo. La manera de ganar en este mundo era ejecutar bien. Y no es algo que hicieron en un día, sino tuvieron que perfeccionar 1001 detalles. Hubo un montón de trabajo poco glamoroso entre esta foto:
Las Cosas Que Salen Mal: las principales causas de fracaso de gran número de startups
y esta:
Las Cosas Que Salen Mal: las principales causas de fracaso de gran número de startups
Montaña Rusa
Entre el momento en que arranquen la empresa y el estar en la tapa de Forbes, vas a tener que atravesar una serie de altibajos espectaculares. En la startup, no tenés la amortiguación que hay en una organización más grande. Circunstancias te tiran por todos lados. Se suele decir que el proceso de startup es una montaña rusa — estás arriba en un momento y abajo el otro.
Muchas historias de montañas rusas se tratan de recaudación de fondos. Una de las más extremas que he escuchado le pasó a la gente que recibieron nuestro financiamiento en su startup anterior. El nuevo emprendimiento estaba en Texas y los fundadores consiguieron un termsheet??? de un top VC de Silicon Valley. Una de las condiciones que la empresa tenía que mudarse a Bay Area (area alrededor de San Francisco). Así que los fundadores vendieron sus casas y mudaron sus familias a alojamiento temporario en Texas mientras que buscaban algo permamente en Sillicon Valley.
Los documentos ya habian sido firmados y el dinero ya estaba programado para ser girado en un viernes. Iban a empezar a trabajar el lunes en la oficina del VC. Así que el viernes llegó y por alguna razón el dinero no fue depositado. Llamaron al VC y le preguntaron si van o no van a California. El VC dijo: “Sí. Por supuesto!” Entonces se metieron en su camioneta y manejaron de Texas a Silicon Valley, haciendo una parada en Las Vegas para festejar (esta es la parte de arriba de la montaña rusa).
El lunes pusieron sus cosas en la sala de conferencias del VC. Todos los 6 del equipo ya empezaron a trabajar ahi. Pero el miércoles la plata todavía no fue depositada. Tenían reunión del board planeada para ese día e invitaron al VC.
En esta reunión, el CEO del startup habló sobre cómo el número de nuevos usarios se bajó un poco temporalmente porque cambiaron la metodologia de medición.
Ya saben cómo se termina esta historia… el VC tuvo arrepentimiento del comprador y usó esto como una excusa para romper el trato. Recuerden, ellos habían firmado todos los documentos, vendieron sus casas, se mudaron a Silicon Valley y sólo estaban esperando a que les giraran USD 7 millones. En vez de esto, el VC decide que no quiere seguir. Los echa de la sala de conferencias. Los fundadores tuvieron que llamar a sus esposas en Texas y volver con la cola entre las piernas. Tuvieron que despedir a todos. ¿Te imaginas? Sólo unos días antes de que se estaban celebrando en Las Vegas y ahora no tienen nada.
(Por cierto, para conseguir una historia así de extrema, tuvimos que usar un ejemplo de una startup no financiada por nosotros. Un VC probablemente no haría esto a uns startup que nosotros habíamos financiado.)
Ahora les cuento acerca de la otra mitad de la montaña rusa:
Habíamos financiado Codecademy en el verano de 2011. Su idea original no funcionó así que siguieron explorando otras. Solo en los fines de Julio empezaron a trabajar en la idea de enseñar a la gente cómo programar a través de un sitio web. Lanzaron sólo 3 días antes del Demo Day. En estos 3 días, llegaron a tener más de 200.000 usuarios.
Sólo lanzaron para poder llegar al Demo Day y decir que lanzaron algo. Nunca esperaron que en tan sólo 3 días podrían ir de una startup con una idea no lanzada a una startup que podría subir al escenario y anunciar que tenían 200,000 usuarios (lo cual es probablement lo más emocionante que uno puede decir a los inversores).
El tema aquí es lo extremo que puede ponerse la cosa. Sólo recuerden que lo extremo nunca dura. No te dejes ser inmovilizado por la tristeza cuando las cosas van mal. Sigan poniendo un pie delante del otro y sepan que va a mejorar. Pero vuelvan arrogantes cuando las cosas van bien. En realidad, las cosas nunca no son tan malas o tan buenas como parecen.
Lo que hace que el viaje en la montaña rusa es aún peor es que mientras vos estás ahi, hay un público observando todo lo que haces. Va haber periodistas y trolls??? diciendo barbaridades sobre vos online. Así que estén listos para esto y tengan piel gruesa.
Difícil, pero no imposible
Todo el mundo sabe que las startups son muy difíciles. Sin embargo, siempre vemos que la gente se queda sorprendida cuando lo hace.
La razón de que se sorprenden es que no se dan cuenta de lo dificil que estos problemas específicos pueden llegar a ser. He visto a algunas personas muy inteligentes y talentosos estar tan desmoralizados que se rinden.
Startups no son para los flacos de espiritú. Me doy cuenta de que esto no es una noticia nueva, pero quería que ustedes al menos entiendan lo difícil que son desde el principio para que cuando te encuentras con estos monstruos específicos, van a saber qué hacer.
Traducido por @andreidigital
Comentarios del Traductor

Dejé las palabras “resilience” y “drive” sin traducir ya que no se me ocurren equivalentes justos. La “resilience” es la característica del resorte — algo que da resistencia bajo presión. El “drive” a veces lo traducen “empuje” pero en inglés “drive” es más amplio. Creo que la traducción justa es “la fuerza que te lleva para adelante.”


Catch-22 es un modismo en inglés que se refiere a una situación en la cual una persona no puede evitar un problema porque las reglas son contradictorias como la situación en que los inversores no quieren invertir hasta que haya otros inversores. Viene del libro de Joseph Heller Catch-22.


Termsheet es un acuerdo preliminario entre el inversor y la startup que representa las intenciones de las dos partes pero no es un contrato legal. Entre otras cosas describe el tamaño de la inversión y el porcentaje de equity que los fundadores ofrecen a cambio. Después los abogados escriben el contrato usando el termsheet como guia.

Fuente: http://andreidigital.wordpress.com/2012/10/28/las-cosas-que-salen-mal/ 

Read more http://www.pymeyemprendedores.com/2012/10/las-cosas-que-salen-mal-las-principales.html

volver arriba

Comentarios

ULTIMOS ARTICULOS