Menu



Cómo elegir el mejor nombre para mi empresa

El arte de bautizar el producto o servicio. "Hace años, un cliente llegó a las oficinas de nuestra consultora con una marca de tarjetas de crédito orientada a la región del Sur, más concretamente, a la Patagonia. 

Había crecido mucho y se había expandido, hasta que llegó a otras zonas geográficas en las que no tuvo la aceptación que esperaba: se enfrentaba a otras marcas regionales que, por nombre y pertenencia, le presentaron una batalla casi imposible de ganar", cuenta Marcelo Lara, socio de DarkBlue, una firmaconsultora especializada en branding. 

"Este error, cometido por falta de análisis, le costó a la empresa muchísimo tiempo y dinero invertido en una gran campaña de relanzamiento de marca; con otro nombre, claro", señala el experto. 

"El proceso de elección del nombre tiene que tomar en cuenta el rubro, el contexto social y el alcance de la nueva empresa", explica su socia, la diseñadora Valeria Ferro. Para ellos, subirse a una moda es casi una receta para el fracaso a largo plazo. "Los nombres en inglés normalmente se usan para connotar una identidad internacional, pero en muchos casos son riesgosos. En nuestro caso, DarkBlue funciona muy bien en Estados Unidos y la mayor parte de Europa, pero en la Argentina es más difícil", reconoce Lara. 

Los especialistas ofrecen algunos consejos para definir una marca: elegir un nombre corto y fácil de recordar; que sea original y con una identidad visual amigable; que genere impacto y aceptación en su segmento objetivo; que logre identificación y/o anclaje entre el producto y la marca pero que no condicione futuras extensiones de la marca y que pueda ser usado internacionalmente. 

« Copiar marcas es apelar a la compra por confusión, imitando el diseño de los líderes. Guillermo Soulés. » 

Atención a los tres errores más frecuentes

1 Considerar al trabajo de marca como una cosmética posterior que "viste"al proyecto. Carecer de un trabajo de marca puede reducir sensiblemente las oportunidades de éxito; muchas firmas han construido su valor de marca con una vida dedicada a la calidad de sus productos, pero hoy no se puede pensar así porque el éxito o el fracaso se definen antes de poder posicionar el valor en la trayectoria. 

2 Copiar las estrategias o el posicionamiento de la competencia, o de algún referente del mercado, sin haber evaluado si esto es lo que el negocio propio realmente necesita o son las claves que lo llevarán al éxito. El trabajo de marca es de "diferenciación", por lo que tener un plan propio debería ser una premisa. Hay muchos ejemplos de proyectos que son la "segunda marca" de una idea exitosa, pero estas empresas están atadas a las decisiones de gestión de otros y su valor es siempre endeble. 

3 No considerar la sustentabilidad del proyecto. Al definir una marca hay que analizar si la empresa podrá sostener en el tiempo las comunicaciones a implementar, la calidad del producto o servicio prometidos, o las expectativas de liderazgo que puede implicar una marca atractiva en el público; si esto no se logra, en general produce decepción en los clientes y pérdida de valor para el proyecto Fuente: Diego García Díaz, de GDS Branding.

« A veces, el tiempo del negocio juega en contra del tiempo necesario para desarrollar una marca de valor. Pedro Lacau. »  

Fuente: Clarin Pymes

Read more http://www.pymeyemprendedores.com/2012/03/como-elegir-el-mejor-nombre-para-mi.html

volver arriba

Comentarios

ULTIMOS ARTICULOS